Breaking bad y sus malas influencias.

6855050911_ca8b43bc47_z

Para aquellos que no conocen esta exitosa serie de televisión estadounidense. Breaking Bad narra la dramática historia de Walter White, profesor de química en un instituto con problemas económicos a quien le diagnostican un cáncer de pulmón inoperable. Para pagar su tratamiento y garantizar el futuro económico de su familia empieza a “cocinar” y vender metanfetamina, pero no una cualquiera sino una de color azul con un porcentaje de pureza bastante elevado.

La serie tuvo muchísimo éxito, logró enganchar a 6 millones de telespectadores… y hasta entró en el libro Guinness de los Récords por superar con una puntuación de 99 sobre 100 a todas las producciones de series en el portal Metacritic, donde se puntúan películas y series.

De estos 6 millones de telespectadores, tendríamos que sumarle el resto del mundo que lo seguía un día después de su estreno por internet. Así que son unos cuantos millones más de seguidores… Y como “fans” tendríamos tanto a jóvenes, amas de casa, profesores, políticos… hasta narcos!

En Nuevo México, Utah, Colorado y Arizona habrá algún seguidor de la ya finalizada serie, ya que han hallado metanfetamina teñida de azul, un claro reflejo de Breaking Bad. Sin embargo, contrario a lo que sucede en la serie, la metanfetamina azul no tienen un alto grado de pureza y los tintes están intoxicando a los consumidores.

Blue-rasberry-rock-candy

No solo la están intentando vender por estados unidos. En España hace unos días la Policía Nacional ha desarticulado una banda de traficantes de un peligrosa metanfetamina llamada “Shabú”. El jefe de la banda criminal, era seguidor de la serie de ficción norteamericana, como no… y quería introducirla como lo hizo “Heisemberg”, con un color azul para que la droga se vendiera mejor y se diferenciada de la competencia.

Pero no solo nos vienen noticias de narcos fánaticos que intentan llenar las calles de color azul. Hace unos meses recibíamos la noticia de que un joven, Ryan Lee Carroll, fan incondicional de la serie, acababa entre rejas por posesión de droga.

Y no es un telespectador cualquiera, ya que ganó un concurso cuyo premio era un viaje a Hollywood y una invitación al último episodio de la serie junto al elenco de actores de la misma.

El joven aseguró que “Breaking Bad” es una buena serie pero muy adictiva ya que la gente puede sentirse reflejada con el personaje principal…Y tan reflejada que Ryan decidió montar un laboratorio, pero no fue tan listo como los protagonistas y lo montó en su casa en lugar de buscarse una auto-caravana.

Así que a parte de pasar 40 minutos frente al televisor una vez a la semana, nada bueno le ha traído la serie. Y si realmente es tan fan sabrá cuál es la mejor solución para encarar a la justicia… “Better call Saul”.


YouTube para verlo